En un mundo en que cada vez hay más personas que saben de todo, en un mundo donde todo parece demasiado ruidoso.

Una sociedad en donde se buscan técnicas para encontrar la mejor forma de convencer al otro, quizás hasta para manipularle para que haga lo que deseen esas personas.

En un mundo en donde parece que todos intentan utilizar al otro para su propio beneficio. Un mundo hipócrita y diría que hasta insensible a cualquier cosa ajena de la que no podamos sacar provecho.

Un mundo en el que 7 mil millones de almas intentan vivir como mejor pueden. En ese mundo, plagado de emociones, siempre hay alguien que va a intentar decirte como vivir mejor tu vida. Alguien que quizás con buenas intenciones, sí, pero alguien que va a opinar sobre ti y toda tu historia.

Siempre va a haber alguien que va a creerse mejor que tú, que sabe más que tú, que conoce, piensa, actúa mejor que tú.

Y que por tanto, eres una idiota si no le haces caso, si no sigues sus consejos.

Y tú que quizás hace tiempo que has aceptado que no sabes, que no eres suficiente, que quieres ser mejor, que no entiendes, cualquier excusa es buena para dejar que te guíen, vas a hacerles caso, vas a comulgar con su filosofía, quizás porque te guste, pero realmente, sabiendo que esa filosofía no es tuya.

En qué momento dejaste de creer en ti, de tal forma que tuviste que seguir a aquella persona o a la otra?. En qué momento le vendiste tu alma o tu cuerpo?.

Para qué lo hiciste? quizás no te quieres lo suficiente? quizás crees que tú no tienes las respuestas dentro de ti? o que si las tienes no valen para nada?.

Cuándo dejaste que esas fueran tus creencias?. Así, tarde o temprano le vas a dar el poder a alguien que no seas tú y sí, ten por seguro que si esa persona quiere, te va a destrozar.

Por eso, no hagas caso de lo que yo diga, solo para un momento y escucha lo que tu alma seguro hace tiempo que te está diciendo.

Ámate, ámate tanto que tu amor sea tu única y más poderosa defensa. Convierte ese amor por ti en el motor de tu vida, en quién realmente, dirige tu vida. Tú y tu amor.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.