Te critican o te criticas?.

Nuestro cuerpo.

Pregunté en Instagram la siguiente cuestión: “te ha afectado alguna vez comentarios que hayan hecho sobre tu cuerpo?”. El 100% de las respuestas fue; SÍ.

Pues sí, duelen, para qué negarlo?

Estoy reescribiendo el post, porque antes había escrito argumentos para explicar cómo hacer para que no doliera.

Pero sería una hipócrita si dijera que yo sé cómo hacer para que no duelan. Quizás aprendes a dejarlo ir, pero realmente no puedes evitar que te duela, porque sencillamente desearías que esa persona a la que amas, no te dijera nada negativo a cerca de ti.

Pero la cuestión es que eso que nos han dicho en algún momento de nuestra vida es un simple reflejo de lo que nosotros hacemos con nosotros mismos.

Así que lo único que podemos hacer con esas críticas es cogerlas y transformarlas en más amor hacia una misma/o.

Amarnos más y mejor. Regalarnos a nosotra/os mismas/os más cariño, más respeto, más amor y poco más, así de simple.

Y llegará el día en que muy probablemente dejarán de hacernos comentarios negativos o despectivos hacia nuestro cuerpo, porque quizás es que ya nos amaremos tanto que en realidad si lo hacen ni los escucharemos.

Pero lo más importante de todo es que habremos dejado de criticarnos a nosotra/os misma/os y también habremos a aprendido a amarnos más y mejor para que nos deje de doler el alma y el cuerpo.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.