¿Te conoces?

Conócete para enamorarte de ti.

No se trata en absoluto de narcicismo, ni de vanidad. Simplemente se trata de conocerte, de saber cuáles son tus fortalezas y tus debilidades, para mejorar lo que puedas mejorar y lo que no, simplemente aceptarlo.

Siempre desde el respeto al otro y a ti misma, pero conócete y acéptate, porque al fin y al cabo, te acuestas y te levantas contigo cada día, hasta que se funda a negro.

Si eres capaz de hacer eso, paso a paso y día tras día te sentirás más completa y NO NECESITARÁS A NADIE PARA QUE LLENE TUS VACÍOS.

Porque sinceramente creo que el amor está para compartir quién eres y quién es la otra persona, no para llenar vacíos que ni nosotras no somos capaces de llenar.

Si hacemos eso es algo injusto para la otra persona, no podemos ni debemos obligarle a tal responsabilidad, por tanto, enamórate antes de ti, para poder amar desde la más absoluta falta de necesidad y la más completa libertad.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.