Te amas de verdad?

Amarse a una misma es un viaje sin retorno

De qué va en realidad la autoestima?. Pues en realidad no lo sé muy bien, pero creo que sé que no va de ir sólo bien peinada, maquillada, hacer dieta o matarse con el deporte.

Creo que va de mirar todas tus heridas, las grandes y las pequeñas. También las que la gente cree que son rasguños, pero para ti son heridas que no paran de sangrar.

Va de coger esas heridas y curarlas tú misma, ya sea con tiritas, con puntos o con auto abrazos. También puede que necesites decirte cosas bonitas, mientras lloras todas las lágrimas pendientes.

Quizás necesites construir dentro de tu corazón todo lo que nunca has podido tener o sentir, pero sabes que existe, porque lo has visto en la realidad o hasta en una película.

No hay nada malo en crear en tu corazón eso que tanto anhelas y sabes que lo deseas porque te sientes bien imaginándolo. Tienes todo el derecho de soñar lo que te apetezca.

La verdadera autoestima va de perdonarse el no haber sabido construir una mejor vida para ti. Va de perdonarse haber fracasado en la mayoría de todos los aspectos de tu vida. Al menos los que para ti eran importantes.

Va de ponerte igualmente en un pedestal porque por lo menos lo intentaste como mejor supiste y pudiste. Va de secarte las lágrimas, sin pena, ni castigos, cuando ya hayas acabado de llorar todo lo que te quedase por llorar.

Va de aceptar cada parte de tu cuerpo, lo quieras enseñar o no. De una punta a la otra, todo absolutamente, toda tú.

Va de darle las puñeteras gracias a tu cuerpo por todo lo que te ha dado, que es tanto que no acabarías nunca.

Va de mandar a la mierda a esas personas que no vieron lo que tú ves en ti y sabes en realidad que es bueno. Lo sabes aunque nadie te lo diga, porque sencillamente la vida cree tanto en ti que ahí estás, brillando en esta oscuridad que nos rodea.

Va de decir, “pues tú te lo pierdes”, porque yo soy buena y valiente, mala y cobarde, soy todas mis caras, mis miedos y mis valentías. Yo soy todo y muchas veces soy nada, pero siento, siento tanto que duele la piel y eso significa que estoy viva y exhalo esa vida por los poros para contagiártela.

Quererte va de pensar que no te cambiarías por nadie, ni por nada, va de festejar cada uno de los minutos de tu vida, los buenos y los malos.

Quererte va de amar tu soledad, las horas en las que te has sentido despreciada, usada, maltratada o menospreciada. Va de amar eso que justamente nadie quiso y despreció.

Va de cogerlo, envolverlo en un regalo y creerte que es lo más bello que tienes, porque eso es lo que eres. Esas partes que nadie quiso o juzgó, esas partes que menospreciaron haciéndote creer que no eras suficiente, justo eso eres tú y es precioso. Perfectamente imperfecto.

Esas partes son las que tienen tu cara, tus ojos, tu boca y tu corazón. Joder con tu corazón, quién no va a amarlo si es tan valiente que aun en los peores momentos, sigue latiendo, sigue queriendo estar vivo.

Amarte va de dejarte de vender, dejarte de malvender mejor dicho. Quién te quiera que te compre caro, que pague lo que más valor posee, su tiempo.

Véndete a quién gaste su tiempo contigo. A quién pudiendo gastarlo con otra o haciendo otra cosa, lo gaste contigo.

Véndete caro, mírale a los ojos y si ves reflejado en ellos todo ese amor que sientes por ti, es que realmente, esa persona te merece. Nadie más.

No te engañes, sé tú misma, auténtica, ámate por encima de todas las cosas, sobretodo de todas las cosas, nada vale más que tú. Ni nadie que no te vea como tú te ves, preciosa e importante, va a valer más que tú.

Luego, si quieres, puedes maquillarte, hacer dieta, ejercicio, lo que quieras, porque habrás entendido que nadie más va a hacerte daño, no lo vas a permitir nunca más. Verdad?

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.