• El significado emocional de tu cabello.

    ¿Por qué cuidarlo?

    ¿Sabías que tu cabello, a nivel simbólico, representa tu fuerza, tu libertad, tu belleza y tu poder personal?

    Cuando vemos que nos cae el cabello, o nos salen canas, o lo tenemos seco nos sentimos mal, ¿verdad? ¿no te ha pasado nunca?

    No le damos importancia al significado emocional de nuestro cuerpo, pero él en su infinita sabiduría nos habla a cada momento.

    Muchas veces hacemos oídos sordos y no le escuchamos y además lo tratamos mal.

    Cuando cuidas tu cuerpo, cualquier mínima expresión de él, en realidad lo que estás haciendo es devolviéndote el poder a ti.

    Y recuerda, no es como te ven los demás, es como te miras tú desde dentro.

    Tanto si quieres cuidar tu alma, como cuidar tu cuerpo, en concreto el cabello, ponte en contacto conmigo porque me encantaría acompañarte en tu proceso.

  • 5 Formas de conectar con tu interior

    1.- Aprender a gestionar nuestras emociones.

    Gestionarlas no significa no aceptarlas, sino aprender a integrarlas para que de esa forma no nos condicionen y no nos afecten en nuestro día a día.

    Sabemos que nuestras emociones son muchas veces las consecuencias de nuestros pensamientos.

    También sabemos que nuestros pensamientos son las consecuencias de nuestras creencias.

    ¿Cómo podemos conseguir que esas creencias nos afecten de la menor forma posible?

    Hay un ejercicio que está basado en el libro «El camino del artista» de Julia Cameron. Se trata de escribir antes de salir de la cama mínimo tres páginas de cualquier pensamiento que nos venga a la mente.

    Beneficios: Vaciaremos la mente de problemas y asuntos recurrentes, que están en nuestra cabeza y que en ese momento parece que no tienen solución.

    Pero, ¿sobre qué escribir? Sobre cualquier cosa, da igual sin salen insultos, malas palabras, emociones negativas, etc. la cuestión es sacarlo de nuestra mente para empezar el día mucho más livianos.

    No se lo enseñes a nadie, no lo releas. Solo es algo para ayudarte que esos pensamientos salgan y no te generen emociones más tarde que tarde o temprano no sabrás gestionar.

    2.- Cuida tu cuerpo físico.

    Es algo que debes leer a diario, pero la importancia de una buena alimentación, así como algo de ejercicio físico es imprescindible para nuestra mente. Estírate, camina, haz un poco de ejercicio, siempre bajo supervisión médica si estás enferma o enfermo.

    La cuestión es venerar el cuerpo que habitas, cuidándolo, mimándolo y también regalándote algún capricho de vez en cuando, no se trata de que lo castigues porque no te guste, sino todo lo contrario, se trata de que lo cuides porque lo amas.

    3. Trabaja con tus creencias limitantes.

    Cómo decía en el punto 1, hay creencias que te condicionan, pero también hay otras que te impulsan y te ayudan.

    Las creencias limitantes afectan y modifican nuestra vida, pero si no te paras a observarlas, ellas siempre van a mandar.

    Por lo que respecta a dichas creencias, estas también tienen mucho impacto en nuestra autoestima.

    Las creencias y el miedo. Tenemos miedo al rechazo, pero ese miedo no responde a verdades sino a algo que en algún momento te creíste.

    Si tienes miedo a que te rechacen puedes confiar en la vida, porque si no te quieren es que hay algo más grande que te espera, además ya te quieres tú. El amor no se alimenta de necesidad, sino de compartir tiempo.

    En conclusión, las creencias se CONSTRUYEN.

    Si quieres cambiar tus creencias puedes ir al post que escribí hace poco.

    Construye una frase con tus palabras, de lo que quieres en tu vida y formúlala en presente. Te comparto 3 formas de consolidar nuevas creencias:

    .- Repítela mentalmente.

    .- Repítela delante del espejo.

    .- Repítela escribiendo (la que mejor me funciona a mí).

    4.- Medita.

    Soy consciente que con el ritmo frenético que tenemos en nuestro día a día cuesta mucho buscar un momento y un espacio para hacer silencio e intentar aquietar nuestra mente, pero con voluntad se puede encontrar ese instante.

    No es cuestión de evitar cualquier pensamiento, si hacemos eso, todavía llegarán con más fuerza, se trata simplemente de ser conscientes de dichos pensamientos e imaginarlos como si fueran pájaros que se posan en las ramas de los árboles y se van.

    Si aprendemos a hacer eso, estamos ayudando a la mente a descansar y por tanto, daremos ese respiro a nuestras emociones también, entrando en un estado de paz y tranquilidad.

    5.- Cartas de cierre de etapa.

    Si sientes que se ha cerrado una etapa o quieres cerrarla porque o bien la has acabado tú o se ha terminado sin ser ese tu deseo te irá bien a nivel inconsciente para generar la apertura a cambios que salgan de esa zona estancada en tu vida.

    El ejercicio se trata de escribir tres cartas; una a la situación, la otra a la persona y la otra a la relación o la etapa que quieras cerrar.

    Las cartas solo son para ti, no hay que dárselas a nadie para que las lea. Existen tres tipos de carta que tienes que hacer:

    Carta 1.- En esta carta escribes todo lo que pasaba con esa relación, todo, todo. Escribe todo lo que te apetezca, lo bueno y lo malo y también las razones por las que acabó la relación.

    Es la carta de desahogo, escribe todo lo que te hubiera gustado decirles a esas personas con las que se acabó la relación.

    Carta 2.- En esta carta escribes todo lo que tienes que agradecer a esa relación, situación o persona. Aunque no lo creas siempre hay algo que agradecer, solo tienes que buscar bien.

    Esta es la carta de agradecimiento, da gracias por todo lo que te aportó la experiencia a cualquier nivel.

    Carta 3.- En esta carta escribes como te gustaría que fuera esta relación o situación en el futuro. Incluso si no quieres que exista la relación también lo escribes ahí.

    Esta es la carta de como ves el futuro en la relación a esta situación.

    Con estas tres cartas se hace un buen cierre de etapa y de esta forma tu mente dará por cerrada esta etapa, viéndola con agradecimiento.

    Espero que puedas implementar en tu vida alguna de estas herramientas y disfrutar del proceso.

    Ya sabes si necesitas acompañamiento escríbeme y te informo sin compromiso.

  • ¿Te conoces?

    Conócete para enamorarte de ti.

    No se trata en absoluto de narcicismo, ni de vanidad. Simplemente se trata de conocerte, de saber cuáles son tus fortalezas y tus debilidades, para mejorar lo que puedas mejorar y lo que no, simplemente aceptarlo.

    Siempre desde el respeto al otro y a ti misma, pero conócete y acéptate, porque al fin y al cabo, te acuestas y te levantas contigo cada día, hasta que se funda a negro.

    Si eres capaz de hacer eso, paso a paso y día tras día te sentirás más completa y NO NECESITARÁS A NADIE PARA QUE LLENE TUS VACÍOS.

    Porque sinceramente creo que el amor está para compartir quién eres y quién es la otra persona, no para llenar vacíos que ni nosotras no somos capaces de llenar.

    Si hacemos eso es algo injusto para la otra persona, no podemos ni debemos obligarle a tal responsabilidad, por tanto, enamórate antes de ti, para poder amar desde la más absoluta falta de necesidad y la más completa libertad.

  • ¿Quieres saber más sobre «Los seis pilares de tu autoestima»?

    Con ejercicios prácticos

    ¿No te gusta tu cuerpo?

    ¿Sientes que hay situaciones en tu vida que te duelen?

    ¿Te cuesta quererte?

    Me gustaría decirte que ese poder que necesitas para cambiar todas las respuesta está dentro de ti.

    Si quieres mi ebook «Los seis pilares de tu autoestima» para que puedas trabajar en ti y sientas que avanzas un poco más hacia la conexión contigo misma, escríbeme por si te puedo ayudar.