Sueños

Foto Canva

Se ha escrito mucho sobre sueños, hasta se han hecho películas y la vida nos ha demostrado que quién persigue sus sueños, muy probablemente los consigue.

Hay muchos ejemplos en la historia, la pasada y la no tan pasada. No hace falta enumerar a todas esas personas, que seguro son ejemplo de ello.

Pero hay sueños que no hacen ruido, que son invisibles a los ojos de todo el mundo. Pero son tus propios sueños. Los que te hacen levantar cada mañana y luchar para ser mejor persona.

A veces también hay sueños que se asemejan a milagros.

Porque conseguir algo cuando tienes los medios para alcanzarlo, quizás es más fácil que conseguirlo cuando empiezas tu propósito desde cero y sin tener nada.

Salir de un pozo, en el que todo es oscuridad y frío e ir saltando todos los obstáculos que se te van presentando, hace que tu lucha tenga un doble esfuerzo. Quizás tus sueños sean algo normal para el resto de las personas, pero para ti, que seguramente no tienes ningún tipo de apoyo, conseguirlo va a ser realmente, como un milagro.

Y por eso, me gustaría decirte no dejes que nadie te diga que no puedes, ni que no debes y mucho que no lo mereces.

Busca una solución para cada obstáculo, por pequeño que sea. Cuando te topes con una excusa, elimínala, bórrala de tu mente. Haz algo para que no te moleste en tu meta.

Seguro después va a aparecer otra. Pero sigue así, cada día haz algo que te acerque cada vez más a tu sueño. Aunque sea solo un pequeño gesto, algo a aprender, algún miedo a superar o alguna opinión que no escuchar, sobretodo, si esa opinión es más bien un juicio negativo sobre lo que eres o no eres capaz de hacer.

Vas a escuchar muchas voces que te digan que no puedes, que mejor no luchar, que no te lo mereces o cualquier estupidez más.

No les hagas caso. Yo no sé si vas a conseguir tu sueño o no, no puedo asegurarlo, pero sí puedo decirte, por experiencia propia, que confíes en la vida, eso sí. Confía en ella, porque ella, es la única que te sostiene.

Yo no sé si al final de mi vida habré conseguido o no mis sueños, pero lo que sí sé es que por ahora, no me arrepiento de estar luchando por ellos. Creo que la sensación de quedarse con la duda de qué hubiera sucedido, probablemente, es mucho peor que la sensación de no haberlo podido alcanzar.

Pero la vida, seguramente, está para eso, para darnos la oportunidad de vivirla con ilusión y esperanza. Esperanza de que siempre hay algo diferente mañana, porque hay un mañana que puede ser mejor si así lo deseas y si eres capaz de soñarlo y luchar por ello. Ten por seguro que algo bueno germinará en tu alma.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.