Soltar y confiar.

¿Qué hacer cuando no sabes qué hacer?

Hay momentos en la vida que por mucho que te esfuerces, están fuera de tu alcance.

Creo que esos momentos son grandes profesores. Ellos te enseñan que en realidad, lo que debes hacer con tu vida es ocuparte y no preocuparte.

Pero es muy fácil caer en la desesperación, en la preocupación, en el esfuerzo constante para que cosas que crees son negativas en tu vida, cambien.

En realidad, esos momentos lo único que te están diciendo es…”tú solo o sola, no puedes, suelta y confía. Hay un fin superior que tu ego no te permite entender.”

Creo que se trata de humildad, de aprender a que hay cosas que nunca serán como queríamos que fueran, pero que por alguna razón, tienen que ser así.

Eso aprendí con Mabel Katz, por eso lo comparto.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.