Sálvate, aléjate.

Foto de Pixabay

Escuché hace tiempo a Camille Paglia. Intentaré resumir esa charla en muy pocas palabras.

Las mujeres debemos ser conscientes que ahí fuera, a veces, aún sigue siendo una “selva”. Los hombres tienen claro esto (porque ellos son conscientes que hay hombres que también pueden ser un peligro para ellos mismos) y las mujeres no podemos vivir ingenuas a esa realidad.

Verdad que no iríamos a una selva real sabiendo que hay tigres o leones dispuestos a atacar, sin ningún tipo de defensa?.

Pues aún hoy en día, hay hombres primitivos, salvajes. En absoluto son el 100% de su género, posiblemente el % sea mínimo, pero no debemos olvidar que existen. AÚN EXISTEN.

Debemos de alguna forma defendernos, estar preparadas. No puedes caer en la ilusión de que un hombre no va a hacerte daño. También habrá mujeres que quizás te lo puedan hacer, pero con una mujer, de alguna forma estás en el mismo nivel de condiciones. Con un hombre, no. Ellos suelen tener más fuerza.

Debes vestirte como más te apetezca, pero necesitas ser consciente que el lenguaje corporal y como te vistas, de una forma u otra, emite un mensaje sexual.

No estoy culpándote, por favor, no pretendo que sea ese el mensaje, solo digo que espero que entiendas que no puedes vivir ingenua pensando que tu vida está a salvo. Aún no lo está, todavía no vivimos en una sociedad civilizada. Ojalá, pero aún no podemos aceptar que eso exista, aunque sea ese mi sueño y el de muchas otras personas. Y tampoco pretende reducirlo todo a la forma de vestir.

Con lo que respecta al amor, por favor, no creas que alguien que te dice “Te quiero” nunca va a hacerte daño. Esa es una ilusión fácil en la que caer. Tampoco digo que todo el mundo que te lo diga, vaya a hacerte daño, ni que vivas dudando de esas palabras, solo digo, que si alguna vez, sientes miedo, escucha a ese miedo. Piensa en porqué lo sentiste, qué te hizo sentirlo en tu piel, en tu corazón, en tu cuerpo, en tu alma. Por favor, párate y piensa sobre eso.

Te puedo asegurar que si hubo una primera vez, habrá tarde o temprano, una segunda.

Tu miedo te está hablando, no lo silencies con ideas románticas o falsas sobre el amor.

EL AMOR DE VERDAD NUNCA VA A HACERTE DAÑO. Todo lo demás, acéptalo, no es amor de verdad, será un sucedáneo, una mentira, una cobardía, algo que no se pueda llamar amor, algo que intentará convencerte de que sigas ahí, soñando que las cosas van a cambiar o esperando que todo mejore, pero no es amor real.

No digo que eso no pueda suceder, ni tampoco quiero decirte que te vayas, que te alejes, solo, que al menos si no lo haces, tengas cuidado. Ante la primera señal, por favor, te lo suplico, activa tus defensas, empieza a amarte mucho más a ti misma, cuídate, para así poder detectar mucho mejor y entender cuando alguien pretenda dañarte.

Si vas haciendo eso, en la segunda señal, entonces lo verás todo más claro y si tienes que actuar, lo harás en consecuencia, es decir, defendiéndote de esa agresión que te causó miedo, alejándote si es necesario.

Alejarse, no significa que seas cobarde. No tienes porque quedarte a luchar o a intentar que cambie, no eres la madre de nadie, ni la salvadora de nadie. Cada persona debemos responsabilizarnos de nuestra propia felicidad, de nuestro comportamiento. Tú solo eres responsable de tu propia integridad, seguridad y felicidad, de la de nadie más.

No podemos cambiar a los demás, olvídate de ello. Si alguien no quiere cambiar, ni es consciente que está haciendo daño a alguien, tampoco mucho menos va a cambiar. Quizás no sea consciente que también se esté haciendo daño a sí mismo, pero esa no es tu culpa.

No permitas que la energía auto-destructiva de alguien te arrastre a ti en su propia batalla. Tú no tienes la culpa de nada. Créetelo, por mucho que te hagan sentir culpable. Tú no eres culpable.

Ojalá entendieras que estas palabras solo pretenden ayudarte. Sentir miedo es una sensación horrible, una sensación que me gustaría que nadie tuviera que sufrir, por eso, creo que compartir estas palabras es lo único que puedo hacer para que si alguien se siente así ahora mismo, le puedan ayudar.

No me creo mejor que nadie para opinar sobre la vida ajena, en absoluto, me esfuerzo mucho para hablar desde la más absoluta humildad, que no la falsa humildad, sino, la que siente mi corazón.

Por eso, solo te pido que te ames, más que a nadie en el mundo. Si tienes hijos, hazlo por ellos, ellos te necesitan fuerte y entera. Sana y salva. Si estás viviendo alguna situación en la que sientes miedo, por favor, haz algo al respecto, el miedo te avisa, escúchalo.

El día de Reyes, asesinaron a un madre y a su hija de 3 años. Las asesinó, quién debería haberlas cuidado por siempre.

Si necesitas amor, primero aprende a dártelo a ti misma y la primera lección para amarte es cuidar de tu vida por encima de todo. El resto, si haces eso bien, desde el amor que te debes, vendrá, tarde o temprano, vendrá ese amor que no te dañe. Te lo aseguro.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.