Mujeres invisibles, nuestras influencers.

Foto de StockSnap

En este mundo actual que vivimos, en que parece que nuestra vida la guían las influencers de moda, creo que sería bueno, que nos acordáramos de esas otras mujeres que realmente influenciaron nuestra vida.

Para la mayoría de personas de nuestro alrededor son o fueron personas totalmente desconocidas. Nunca supieron de sus luchas, sus esfuerzos, sus derrotas o sus logros. Pero otros sí lo supimos. Solo piensa en si conoces a alguien así y como influenció o sigue haciéndolo en tu vida?.

Tampoco se trata de grandes victorias, solo con que te prepare la cena, o te abrace cuando más lo necesites. Solo con que te coja el teléfono o te llame, o te diga, “sí cariño, tú puedes”.

Quizás algún día te dijera palabras equivocadas, sí, quizás sí, pero es que esas personas son humanas y no pueden escoger su mejor imagen cuando se muestran en la vida real, en el verdadero día a día.

Ser auténtica es lo que tiene, no puedes engañar, no puedes esconder, no puedes buscar la mejor frase en el mejor momento, a veces dices lo que dices sin pensarlo mucho, porque la velocidad de la vida no te permite cambiar de pose mil veces para poder escoger la mejor imagen de ti misma y mostrársela a los demás.

Ser real, significa, hablar desde lo más profundo de tu corazón, con tu verdad como bandera, sea la que sea. Aunque a veces duela lo que dices, si sale del corazón algo bueno llevará consigo.

Por tanto, si entiendes eso, también podrás entender cuando alguien te habla desde su corazón, esa persona es la que de verdad te va a influenciar, porque no hay nada más valioso que alguien te muestre esa parte de sí misma. Esa parte invisible, que en definitiva, las convierte en invisibles también. No hace falta que te regale cosas para entender el valor de su existencia, solo es suficiente que la comparta contigo, aunque sea durante un pequeño instante.

Quizás la persona que más te influencie sea tu madre, tu padre, una amiga, un amor o hasta tu perro o gato, porque en definitiva ellas y ellos siempre están ahí para ti. Esa es la verdadera influencia en tu vida.

El amor a veces no necesita de palabras, ni imágenes, quizás hasta con los silencios también hay suficiente, suficiente para poder escuchar lo que cualquier corazón tenga para decirte. Solo escucha bien lo que la vida te quiera decir en cada momento.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.