El sobrepeso en tu inconsciente.

¿Cómo sanar el sobrepeso?

Alguna vez:

.- Te has querido poner un vestido y no te has sentido bien con él?

.- Alguien te ha dicho algo sobre tu cuerpo que no te ha gustado?

.- Has mirado a alguna otra mujer y has deseado tener su cuerpo?

.- Te has avergonzado de tu figura?

.- Te has sentido inferior a alguien sólo por tu aspecto físico?.

Podría hacer muchas más preguntas, pero si has respondido a alguna que “SÍ”, quizás tu autoestima está un poco dañada.

Comentarte que antes mi respuesta a todas las anteriores preguntas hubiera sido que SÍ.

Pero ahora mismo, la respuesta es NO.

Bueno, para serte sincera quizás aun tenga que trabajar con la primera, porque alguna vez me he puesto un vestido y no me he gustado en él.

Pero por lo que respecta a las demás, he aprendido tanto a mirarme con amor, que no acepto ni quiero hablarme ya más de forma negativa.

Por eso creo que todas deberíamos hacer lo mismo. Porque la vida se ve diferente cuando te miras con amor a ti misma y de rebote, aprendes a mirar a los demás de la misma forma.

Tenemos que cambiar la mirada que tenemos hacia nuestro cuerpo, ese que nos permite estar, simplemente vivas y eso ya es un regalo precioso.

La cuestión es saber cuándo empezamos a mirarnos mal?, por qué? y qué nos aportaba hacerlo de esa forma?.

Mucha de esa información la tenemos en el inconsciente. Esa parte de la biología humana que rige un 95% de nuestra vida.

El “problema” es que desconocemos qué hay en ese inconsciente, por lo que no tenemos poder sobre él, es al contrario, él tiene poder sobre nosotras.

Si nuestra vida no es la que deseamos, muy probablemente la información o el software instalado en ese inconsciente no sea el correcto.

Por tanto, si queremos cambiar nuestra vida, tendremos que reprogramar ese inconsciente.

Pero, cómo?. Porque una cosa es la teoría y la otra, la práctica.

Primero vamos a detectar cuáles son nuestras creencias más profundas.

Ejercicio de hoy.

Escribe 10 creencias con respecto a tu cuerpo.

Ejemplo:

.- Para estar delgada no debería comer nada.

.- Si fuese guapa, tendría más oportunidades de trabajo.

.- Si tuviese un buen cuerpo agradaría más al amor de mi vida.

.- La gente me respetaría más si tuviera una buena imagen.

.- Tener buen cuerpo me permitiría estar segura de mí misma.

.- Tener sobrepeso provoca asco en los demás.

.- Estar gorda me vuelve invisible.

.- Estar gorda hace que los demás me menosprecien.

.- Nunca podré adelgazar.

.- Nunca me van a querer estando tan gorda.

Ahora escríbelas, cuando hayas acabado escucha a tu cuerpo y escribe tres sensaciones corporales que sientas al leer tus creencias.

Ejemplo:

.- Peso en el pecho.

.- Dolor en la cabeza.

.- Mareo.

Cuando ya estés mejor, piensa durante el día de hoy algunas experiencias que hayan corroborado todo eso que tú crees con respecto a tu cuerpo. Si quieres, escríbelas también.

Mañana, más.

Mientras, recuerda, empieza a amarte mucho desde ahora mismo.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.