Creer en ti (continuación)

http://essensworld.com/940091746

Está claro que la vida quiere que le demuestres lo que estés aprendiendo.

Si yo estoy aprendiendo a quererme pero hablo y escribo mucho y resulta que luego, no me sé cuidar ni mimarme, ¿de qué me sirve todo eso?.

Si no puedo poner en práctica todo en lo que creo y defiendo, ¿para qué lo creo?.

Es por eso que estoy segura que la vida me pone en la tesitura de superar retos, a veces es como si la oyera muy claramente decirme: ¿a ver qué haces ahora con todo eso de que hablas sin cesar?. 🙂

Esta vez, yo, que soy nula vendiendo, que no me gusta maquillarme o lo hago muy poco, resulta que he encontrado un proyecto que me gusta mucho y va de cuidarse, de maquillarse, de disfrutar con esas cosas y además venderlo.

Primera razón de porqué me gusta; porque sus productos no están testados en animales; segunda razón porque el equipo al que pertenezco realmente me hace sentir muy bien. Son personas naturales con un propósito en común, o mejor dicho, dos propósitos. Ayudarse mutuamente y vender. Porque sí, no hay nada de malo en vender (aunque digan que nadie quiere a un vendedor en su vida). Pero en realidad todo el mundo vende y tercera razón, porque me auto obligo a cuidarme y mimarme, por dentro y por fuera, para dejar de avergonzarme de cómo soy, tenga la edad que tenga y el peso que tenga.

Lo que pasa es que este trabajo parece que está relegado a esas personas que quizás nos esté costando más poder encontrar un trabajo “normal”.

Aunque hace tiempo que lo pienso, pero yo quiero ser autosuficiente, para que nadie pueda afectar negativamente a mi vida porque eso, a veces, en los trabajos “normales” suele suceder.

Así que, por ahora, me lo estoy tomando no como una salida a la desesperada, sino como un emprendimiento. Un reto para superarme a mí misma.

Cómo desbloquear mis miedos, mis limitaciones. Tengo que estar buscando dentro de mí herramientas y métodos para salir de esas zonas en las que estoy cómoda y enfrentarme a cosas que quizás no me gustan, pero que después, una vez realizadas, me hacen sentir orgullosa de mí misma, aunque nadie se dé cuenta ni lo valore en absoluto.

Porque volvemos a ese punto de partida, generalmente las personas desprecian este tipo de trabajos. A la sociedad actual le mola más una persona que está en una posición de poder, aunque esté perjudicando o haciendo cosas que no debería hacer. Eso da igual, la cuestión es admirar el poder y el ego, porque sencillamente, esos son los valores que prevalecen en nuestra sociedad.

Pero yo no quiero vivir así, por tanto, aunque me cueste más o menos, tarde o temprano voy a ser una persona emprendedora, que dejará de depender de alguien para valerse por sí misma y ser autosuficiente y además, también, algún día, poder dar trabajo a más personas.

Esos son algunos de mis sueños y sí, creo que la vida también quiere los cumpla.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.