¿Cómo mejorar tu estado de ánimo con un aroma?

¿Ya sabes cuál es el aroma que te define?

El perfumista español Alberto Morillas, explica “La fragancia en sí misma es una oda a la inspiración, la creatividad y las emociones”. Cuando se descompone, estas emociones ayudan a la persona que lleva el perfume a desatar todo su potencial. Igual que las huellas dactilares de una persona, el perfume es muy personal e individual, dejando una estampa única en los sentidos de su usuario. Además, llevar aromas específicos a menudo nos ayuda a comenzar con buen pie el proceso de prepararnos para una actividad como una noche de cita o una entrevista de trabajo”, remata este maestro en la materia. 

Los aromas que percibimos se transmiten al sistema límbico transformados en impulsos eléctricos.

Porque son más que un aroma, son un recuerdo, una vivencia, una emoción. Todo ello ocurre en milésimas de segundo, sin que nos demos cuenta, sin que tomen parte en ello nuestra mente racional y nuestros propios pensamientos, por lo que nuestro estado de ánimo se verá influenciado directamente por nuestras emociones.

Al ser el olfato es un sentido conectado directamente con la emoción, saber elegir un perfume u otro va a motivar esa cambio de estado anímico.

Al asociar esos olores a momentos o personas que nos hicieron sentir bien en un pasado, por tanto eso ya está elevando nuestro estado actual.

Busquemos ejemplos en la naturaleza sobre como encontrar esas conexiones con sus elementos que nos puedan ayudar con lo que deseamos:

LAVANDA. La lavanda tiene infinitas propiedades beneficiosas para cuerpo y mente, y su aroma es un sedante natural para nuestro sistema nervioso. Proporciona un bienestar mental y relax corporal, por lo que ayuda a conciliar mejor el sueño.

LIMÓN. El aroma de limón es el perfume de la alegría. Tiene propiedades revitalizantes y estimulantes. Su fragancia fresca y natural nos activa el buen humor y el optimismo, llenándonos de energía y mejorando nuestro estado de ánimo de forma natural.

MANDARINA. La mandarina tiene un aroma dulce y cálido, capaz de mejorar nuestro estado de ánimo al instante. Es un manantial de optimismo que de forma  natural nos aporta bienestar y nos da un nuevo impulso en situaciones cotidianas de estrés y tensión.

Y hay muchos más, ya que la naturaleza nos aporta aromas tan inspiradores como el olor a jazmín, romero, vainilla, menta, canela… Todos con grandes propiedades para garantizar nuestro bienestar de manera natural.

Y tú, ¿cómo quieres sentirte hoy?.

¿Te amas lo suficiente como para mimarte con un aroma?.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.