Cómo cambiar las creencias

que nos perjudican

Antes que nada te propongo que mires a tu vida desde el exterior.

Busca esas situaciones que sientas que no funcionan del todo bien. Luego haz una lista de las creencias que te vengan a la cabeza y que se materialicen a través de lo que estés viviendo.

Es decir, tienes poco dinero. Pues piensa qué crees sobre el dinero.

Ejemplo: el dinero corrompe, el dinero sólo es para los ricos y esas personas son malas personas…etc.

Pero si es sobre tu cuerpo o las relaciones o el trabajo, también. Anota todas las frases que te vengan a la cabeza.

Te recomendaría que te comprases una libreta especial para ti, sólo para poder transcribir todos estos ejercicios.

Piensa que la vida sólo te está mostrando todo lo que tú crees sea consciente o inconscientemente.

Por tanto, si quieres cambiar eso que te está doliendo y lo quieres hacer porque te amas y has entendido completamente que tú te mereces lo mejor, vamos a cambiar esas creencias para que la vida te devuelva el reflejo de eso que tú crees.

Ejemplo: Sobre el dinero. “Yo valgo mucho y por tanto, me merezco recibir mucho dinero”.

“El dinero es bueno y con él puedo hacer cosas buenas”

“El dinero en sí no corrompe, sólo si lo permito y yo me quiero y no pienso permitirlo”.

Antes de copiar las frases en positivo, te pediría que te relajases y que leas las que escribiste en negativo. Luego escucha a tu cuerpo, qué sientes? busca tres sensaciones corporales. Escríbelas.

Cuando ya no las sientas, copia las frases en positivo. Vuelve a hacer el mismo ejercicio anterior. Escucha a tu cuerpo. 

Las sensaciones corporales son las mismas? en qué tipo de frases sientes mejor a tu cuerpo?. 

Si realizas el ejercicio házmelo saber, si te apetece, para poder trabajar un poquito ese tema.

Un abrazo.  

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.