Autoestima para tontas

Una tonta necesita autoestima?

Aviso desde ya!, no eres tonta, ni tonto.

Pero por si acaso, decirte que lo mejor está al final de la entrada.

El tema es que si estás leyendo ésto es porque quizás algo en tu interior te ha dicho en algún momento que sí, que crees que eres tonta o tonto. O cosas peores.

Sé honesta contigo, igual tienes la gran suerte de que nunca en tu vida ni te lo hayas planteado, pero yo sí lo he hecho y dudo que sea la única persona en el mundo que lo haya sentido de esta forma.

Voy a intentar ser breve.

Nunca vas a sentir que todo en ti te gusta, ni a nivel físico, ni intelectual, ni emocional.

Nunca vas a sentir que a todo el mundo le gusta todo de ti, ni a nivel físico, ni intelectual, ni emocional.

Pero siempre tienes dos opciones a escoger y además si escoges la correcta, una viene con regalo.

.- Opción 1: Puedes mirar hacia eso que no te gusta o que no gusta a los demás de ti.

.- Opción 2: O puedes enfocarte en lo que sí te gusta y en lo que a los demás les gusta de ti.

La de regalo te la llevas si escoges la primera. Aunque supongo que creías que iba a decir la segunda opción. Pero no. Primero tienes que mirar con amor a la primera.

No digo que te engañes a ti misma diciéndote que te guste lo que te cuesta horrores asumir, ni a lo que los demás no les agrada, porque seguramente, te habrán dejado parejas, te habrán despedido o tus amigos se habrán alejado. Y probablemente sea por eso que no aceptan de ti.

Solo digo con todo humildad, que la mejor opción que tienes, es aceptar eso que no te gusta. Simple y sencillamente.

Sé que quizás aceptar esa parte sea la más difícil, pero una vez lo consigas, vas a sentir paz.

Y te preguntarás cómo aceptar algo que no quieres aceptar?, pues sólo déjalo de juzgar. Empieza por ahí.

Si consigues hacerlo, con esa paz que habrás ganado sin resistencia, te vas a poder enfocar con mucha más facilidad en la segunda opción. Sí, esa en la que te gustan y les gustan a los demás esas cosas maravillosas que tienes y eres.

Y entonces, verás como por arte de magia y poco a poco, eso que te hacía daño, dejará de hacerlo.

Verás como paso a paso vas a sonreír, porque habrás transformado el dolor en lección. Habrás transformado el miedo en amor. Amor hacia ti.

Si el universo sigue creyendo en lo que eres y vales, por qué no lo vas a hacer tú?.

Amarte siempre te hará bien. Recuérdalo.

Y si ésto que te digo no te funciona, simplemente haz lo siguiente: manda a la mierda a esas personas que no te aceptan.

Esa también siempre será una buena opción. 🙂

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.