A veces nos preguntamos por qué reaccionamos de formas «desproporcionadas» a según qué acontecimientos o experiencias en nuestra vida.

Pueden existir muchos más motivos, pero uno de ellos puede ser que tenemos heridas de la infancia aún sin sanar. Ese dolor está ahí y sigue reactivo a alguna experiencia de nuestro presente.

Quizás te duele si tu pareja hace cosas sin contar contigo, porque simplemente necesita su especio personal, pero a ti te supone un mundo y es simplemente porque tienes la herida del abandono sin curar.

Esas heridas están en nuestro inconsciente y este siempre vive en el presente, aunque para nosotros todo hubiera sucedido en el pasado.

Pero, no podemos vivir en el juicio al otro, sin responsabilizarnos de nuestra felicidad o equilibrio emocional, porque creo que simplemente, no es justo.

Sé que asusta volver ahí, a ese dolor no curado, pero es que si no lo hacemos las experiencias van a volver una y otra vez para que nos paremos a mirar hacia dentro.

Cuando hacemos eso dejamos del culpar al otro y nos responsabilizamos de nuestra propia felicidad, nadie tiene la obligación de hacernos felices, más que nosotros mismos y nosotros tampoco tenemos la obligación ni responsabilidad de hacer feliz al otro, sea quién sea. Y para encontrar cierta paz o equilibrio, necesitamos curar el dolor.

Si te resuena algo de esto, si crees que aún tienes heridas por sanar, si no sabes por dónde empezar, he preparado un cuestionario para que puedas detectar qué herida esté pendiente de resolver. Te dejo el link aquí https://forms.gle/uqhTGdVk9VanyEvb8.

Te recuerdo igualmente que puedes contactarme para tener tu sesión de valoración gratuita y sin compromiso.

#heridasemocionales #heridasdelainfancia #separacion #rupturapareja #emociones #autoaceptacion